Hoy, 3 de diciembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, recordamos que mañana, 4 de diciembre de 2017, se cumple la fecha límite para que los edificios sean accesibles.

Pero “en nuestro país sólo el 23% de los edificios residenciales son accesibles y de este porcentaje sólo el 2% posee un acceso desde la calle al portal que cumpla los criterios de accesibilidad universal”,  según las estimaciones de Salvador Díez, presidente del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE), (El Pais 15.11.2017)

Después de cuatro años para que las comunidades de propietarios se adapten a la normativa que obliga a a realizar las modificaciones y adaptaciones necesarias para que los edificios sean accesibles,  “En España, el 77% de los edificios no han eliminado las barreras arquitectónicas”. 

Con estos datos parece que seguimos, casi, en el mismo punto de partida que hace cuatro años, y desde luego es claro el incumplimiento por la mayoría de las comunidades que ahora además pueden verse sancionadas con multas que pueden oscilar entre 301 € y 1 millón de euros.

Pero hemos de insistir que en la mayoría e los supuestos no es una cuestión de falta de voluntad por parte de las propietarios, sino una cuestión económica que impide acometer las obras, en muchos casos muy costosas ya que implica la instalación de ascensores.

No es, por tanto, sólo responsabilidad de los propietarios, sino de la sociedad en su conjunto y especialmente de los poderes públicos que han de procurar que la accesibilidad universal sea una realidad, para que las personas mayores y las personas con discapacidad no sean discriminadas y puedan desenvolverse de la forma más autónoma posible.

Garantizar la accesibilidad universal es garantizar el derecho a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad.

Aunque las cifras siguen sin acompañar, hay que continuar trabajando por conseguir un entorno accesible para todos.

No sumamos al manifiesto de CERMI, Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad,“la accesibilidad universal “comporta la superación de todo tipo de barreras, independientemente de lo visibles que estas sean”. “La accesibilidad universal es pues un bien social básico que ha de ser promovido y estar amparado y protegido por los poderes públicos, y  respetado y desplegado por todos los operadores, agentes y particulares de la vida en comunidad”.  

Este documento señala que “pese a los recordatorios, los continuos avisos y las denuncias reiteradas, estos años últimos, del tejido asociativo de las personas con discapacidad y sus familias, asistiremos el 4 de diciembre de 2017, límite legal para alcanzar el bien básico de la accesibilidad universal, a un fracaso colectivo como sociedad y como país, imputable especialmente a los poderes públicos, las administraciones, las autoridades y los agentes y operadores oficiales, que evidenciado su incapacidad culpable para hacer cumplir las Leyes en materia de accesibilidad universal, han permitido que la mayor parte de los entornos, bienes, productos y servicios sigan estando hoy negados o severamente dificultados por ausencia o graves deficiencias de accesibilidad a las mujeres y hombres con discapacidad”.

En Mi Administradora, Administración de Fincas en Córdoba, creemos que un mundo inclusivo y accesible para todos nos hará mejores como personas y como sociedad.

 

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo