Aparatos de aire acondicionado en fachada

Recientemente hemos conocido la sentencia por la que el Tribunal Supremo ordena retirar los aparatos de aire acondicionado de una fachada.  Conforme el artículo, que enlazamos, publicado por C.G. del Poder Judicial, en este supuesto, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha condenado a los vecinos de un inmueble a retirar cinco aparatos de aire acondicionado que colocaron en la fachada del patio interior del edificio, pese a contar con preinstalación de aire acondicionado en todos los pisos. Los magistrados destacan que “la promoción tenía preinstalación de aire acondicionado, por lo que los comuneros demandados debieron proceder a la puesta en marcha de su sistema de aire acondicionado sin alterar, innecesariamente, una fachada  que ornamental y estéticamente se percibe cual si fuese principal, al estar abierta sobre un patio de recreo, en el que se desarrolla vida comunitaria, infringiendo los artículos 12 y 17 de la Ley de Propiedad Horizontal en la redacción vigente en la fecha de los hechos”.

Luego, ¿cómo hemos de proceder antes de instalar un aparato de aire acondicionado en la fachada?

En primer lugar, conforme recoge la sentencia, que comentamos, si el edificio cuenta con una preinstalación de aire acondicionado sólo cabe instalar el aparato a través de la misma. Pues, de otro modo, se produciría una alteración innecesaria de la fachada.

En segundo lugar, si el edificio no cuenta con preinstalación de aire acondicionado. En este supuesto tendríamos que recurrir a la Ley de Propiedad Horizontal, en su artículo 10 3 b), que establece que las obras que supongan la alteración de la  estructura del edificio será precisa la previa aprobación por las 3/5 partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las 3/5 partes de las cuotas de participación, además de contar con la preceptiva autorización administrativa.

No obstante, existe una cierta flexibilidad en esta materia, donde encontramos sentencias que consideran la instalación de aire acondicionado como obra menor, que no precisa del consentimiento de la comunidad de propietarios.

Así en la Sentencia del Tribunal Supremo, a la que hacemos referencia,  de la que ha sido ponente el magistrado Francisco Javier Arroyo Fiestas, destaca que su doctrina en materia de instalación de aparatos de aire acondicionado en inmuebles apuesta por una “interpretación flexible de la Ley” que permita la refrigeración en viviendas que se construyeron sin tener previsto dicho avance tecnológico.

En conclusión, antes de proceder a la instalación de un aparato de aire acondicionado en fachada hemos de recurrir a la opción menos gravosa y razonable, intentando alcanzar el equilibrio entre los dos intereses contrapuestos: el bienestar de los propietarios y la estética de la fachada.

En Mi Administradora queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que puedan adoptar la solución más adecuada.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo