El Decreto 485/2019, de 4 de junio, entró en vigor el pasado 01.10.2019. En el que se establece un Nuevo Reglamento técnico-sanitario de las piscinas de Andalucía.

El ámbito de aplicación del Nuevo Reglamento incluye a las piscinas de uso privado definidas como tipo 3 A pertenecientes a Comunidades de Propietarios ≥20 viviendas. E incorpora importantes novedades:

  • ELABORACIÓN DE PROTOCOLO DE AUTO-CONTROL

Este protocolo hasta esa fecha sólo era obligatorio para las piscinas del Tipo 1 y 2, es decir piscinas de uso público instaladas en la Comunidad Autónoma de Andalucía, de hecho en la GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE PROTOCOLO DE AUTO CONTROL publicada por la Junta de Andalucía así lo indica. Que su ámbito de aplicación es para las piscinas de este tipo.

Sin embargo, como dice el propio Reglamento esta Guía debe entenderse como una herramienta que sirva de ayuda a las personas titulares de la instalación en la elaboración de su protocolo de autocontrol, teniendo siempre en el horizonte la finalidad de proteger la salud y la seguridad de las personas usuarias.

Por tanto, los titulares de las piscinas tipo 3A, es decir Comunidades de Propietarios de 20 viviendas, o más,  a partir de 01-10-2019 tienen la obligación de contar con un protocolo de autocontrol pero no cuentan con una guía específica, sino que la única publicada se recomienda pero no obliga.

Ahí viene la ambigüedad de la Norma para las Comunidades de propietarios, dado que han de confeccionar su propio protocolo de autocontrol, sirviéndose de la guía pero sin estar obligado a ella.

Sin embargo si seguimos leyendo este nuevo Reglamento, el Decreto 485/2019, en su artículo 17. Responsabilidades, y concretamente en el 17.4. Habla de la obligatoriedad de contar Protocolo de Autocontrol específico de la piscina.

Y como nos remite a la Guía como orientadora ya nos habla de la necesidad del control de aforo. Concretamente en

*Capítulo 5 de la Guía: PLAN DE SEGURIDAD Y BUENAS PRÁCTICAS: Control de aforo, indicar nombre y cargo de la persona responsable de este control.

A la vista de todo ello, no contado la mayoría de piscinas con personal de control, ni socorrista, dado que el fin de la Norma es  proteger la salud y la seguridad de las personas usuarias, se entiende como fundamental el control del aforo, ya que un descontrol que haga superar el aforo máximo permitido por lógica conlleva un problema de salud y seguridad de las personas usuarias.

Así, desde el pasado mes de octubre 2019, hasta la apertura de las piscinas en verano 2020, las Comunidades de Propietarios del tipo 3A, han debido de preparar su protocolo de autocontrol, donde conste cómo se va a hacer para controlar el aforo.

Además de nueva normativa para llevar el Libro de Registro y Control de las Piscinas, Formación del personal encargado del mantenimiento de las piscinas (aunque actualmente no existe un certificado o título que capacite para el desempeño de esta actividad, y por tanto, de momento no será exigible), Sistema de Información Nacional de piscinas SILOE (aunque de forma voluntaria los titulares de piscinas pueden optar para registrar los datos) y Notificación de incidencias (las situaciones de incidencias, así como las medidas correctoras y preventivas adoptadas, deberán notificarse a la Delegación Territorial o Provincial de la Consejería, según modelo establecido).

Además de todo esto ahora debemos tener en cuenta las medidas específicas que afectan a la crisis del COVID-19, y contempladas en ORDEN SND/414/2020 de 16 de mayo, tras la declaración del estado de alarma, en aplicación de la Fase 2, artículos 44 y 45 relativos a las condiciones para la apertura de las piscinas recreativas.

Conforme a esta Norma específica para la apertura de piscinas en Fase 2 es de obligado cumplimento:

  • Que el aforo no supere el 30% del máximo permitido. Teniendo en cuenta tanto el vaso como la zona de descanso, ya que si ésta por sus reducidas dimensiones supera el 30%, habrá que reducirlo.
  • Para el acceso a la piscina hay que concertar cita previa con la entidad gestora de la instalación, en este caso la Comunidad de Propietarios. Para ello, se organizarán horarios por turnos, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación.
  • Con carácter previo a su apertura se deberá llevar a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como vestuarios o baños.
  • Limpieza y desinfección, al menos tres veces al día, en aquellas superficies en contacto frecuente con las manos de los usuarios, como pomos de las puertas de los vestuarios, o barandillas.
  • Se recordará a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.
  • En las zonas de estancia de los usuarios, se debe establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre los usuarios mediante señales en el suelo limitando los espacios. Todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de dos metros establecido, evitando contacto con el resto de usuarios.
  • El uso y limpieza de los aseos se llevará a cabo de conformidad con lo previsto en el artículo 6.5. Asimismo, se deberá verificar que, en todo momento, estén dotados de jabón y/ o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.
  • No se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua.

Con este panorama, donde nos encontramos con la aplicación del Nuevo Reglamente de piscinas de la Junta de Andalucía, sumado a la normativa específica para el uso de estas instalaciones provocada por el crisis del COVID-19, sin poder celebrar Juntas de propietarios presenciales, que superen las 15 personas en Fase 2, incluido el administrador, y con la dificultad de poder celebrar Juntas de propietarios virtuales, que ya comentábamos en nuestro anterior post: ¿Se pueden hacer Juntas de Propietarios Virtuales?  para poder aprobar las derramas extras que supone la aplicación de toda esta normativa, bajo riesgo de que su incumpliendo conllevaría la correspondiente sanción, y que sea la Junta de propietarios la que apruebe la apertura o no de la instalación, conociendo todas sus consecuencias, tenemos a unos vecinos impacientes por hace uso de las instalaciones. Que ya podrían estar abiertas, según la Norma, en Fase 2, pero sin tener en cuenta la dificultad extrema de aperturar estas instalaciones que han de se preparadas previamente y aprobadas las derramas correspondientes.

Nos ha hecho falta una Norma específica y clara para las Comunidad de Propietarios, tanto en la elaboración del protocolo de autocontrol obligatorio, como ahora para la apertura con la Normativa específica del COVID-19. Nos han dejado a nuestro libre albedrío, pero si sucede un contagio ¿quién responde?.

Comparamos esta situación con la que dio lugar a que  se sabía que las mascarillas eran obligatorias pero se dijo que no porque sabía el Gobierno que no había mascarillas en el mercado para todos. Es la misma situación, pero al revés, el Gobierno debía de haber prohibido la apertura de las piscinas comunitarias dada la dificultad de abrir la instalación con todas las garantías.

Pero no siendo así, la patata caliente la tenemos los Administradores de Fincas y los Presidentes de las Comunidades que parece somos los encargados de poner trabas a la apertura de piscinas, cuándo el Gobierno dice que ya es posible.

En este contexto, no os queda otra que apelar a la responsabilidad individual, tanto si finalmente se abre la piscina como si no. Y cumplir con nuestro cometido de informar en todo momento a los propietarios para que puedan decidir, si es posible, la mejor opción.

En Mi Administradora pensamos que “la apertura de las piscinas no debe ser objeto de una carrera de a ver quién llega primero, sino a ver quién llega con todas las garantías”.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo