¿Cómo se distribuyen los gastos en una Comunidad de Propietarios?
Muchas veces los propietarios preguntan cómo se ha de contribuir a los gastos de la Comunidad, ¿por cuotas de participación porcentuales o a partes iguales?.
Para responder a esta pregunta primero vemos qué dice la Ley de Propiedad Horizontal:
artículo núm. 3 b),”… A cada piso o local se atribuirá una cuota de participación con relación al total del valor del inmueble y referida a centésimas del mismo. Dicha cuota servirá de módulo para determinar la participación en las cargas y beneficios por razón de la comunidad.
Luego, como norma general, el reparto de los gastos comunes se realizará conforme a la cuota de participación de cada piso o local.
La cuota de participación se establecerá de acuerdo con la fijada en el título constitutivo.
artículo núm. 5: “...Para su fijación se tomará como base la superficie útil de cada piso o local en relación con el total del inmueble, su emplazamiento interior o exterior, su situación y el uso que se presuma racionalmente que va a efectuarse de los servicios o elementos comunes”.
artículo núm. 9. 1: “ Son obligaciones de cada propietario:… e) Contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización”.
Esto permite que se puedan determinar otros sistemas distintos de contribución a los gastos comunes, siempre que se haya establecido en los Estatutos o por acuerdo unánime de la Junta de propietarios.
¿Cómo se distribuyen los gastos?
Como hemos visto, la regla general es que la distribución de los gastos se ha de hacer en proporción a la cuota de participación de cada propietario, aunque se puede establecer una participación distinta. 
Así, la Comunidad de propietarios en sus Estatutos o en su forma de administración puede repartir los gastos comunes de forma diferente.
Nos podemos encontrar que algunas entidades estén exoneradas de ciertos gastos. Como pueden ser, por ejemplo, los locales excluidos de los gastos de ascensor y escalera, o que determinados gastos se repartan a partes iguales entre todos los propietarios, como pueden ser los gastos de administración.
Vemos en el ejemplo anterior que existe una diferencia entre la cuota de participación de cada entidad y la cuota de participación en los gastos comunes. A resultas de que se paguen a partes iguales los  gastos de administración o que el local no participe de los gastos de ascensor y escalera.
¿Se puede modificar el sistema de reparto de gastos?
 
Siguiendo con nuestro ejemplo, si se pretende modificar el sistema de reparto de un gasto de partes iguales, como puede ser el de administración, a que sea ahora por coeficientes de participación, el acuerdo ha de ser por unanimidad.  
En conclusión, el primer criterio que marca la Ley de Propiedad Horizontal es el de repartir los gastos por coeficientes, si bien se puede acordar otro sistema de reparto en los Estatutos de la comunidad o por acuerdo unánime de la Junta de propietarios.
En Mi Administradora queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que puedan adoptar la solución más adecuada.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo