Se ha prolongado el estado de alarma y seguimos confinados en casa. A estas alturas todos estamos concienciados de la necesidad de quedarnos en casa para combatir esta pandemia. Pero este confinamiento y lo extraordinario de la situación ha generado el que tengamos que afrontar nuevas situaciones que hay que gestionar, y, a veces, no sabemos cómo.  Nos encontramos con un exceso de información, alguna no contrastada, que nos puede llegar a confundir.  Hemos querido, por ello, resumir y cribar aquello que estimamos imprescindible conocer para afrontar el COVID-19 en las Comunidades de Propietarios.

EN ZONAS COMUNES:

1.- Clausurar las áreas o espacios comunes, zonas ajardinadas, patios, o parques infantiles. Las azoteas han de usarse sólo para tender la ropa. Debiendo acceder de manera individual, sin permanecer en estos espacios nada más que el tiempo necesario para tender o recoger la ropa.

2.- Evitar utilizar el ascensor. Si lo usamos ha de ser de manera individual para evitar contactos con otros vecinos, y pulsando el botón de destino con el dedo protegido.

3.- Extremar la limpieza diaria con geles desinfectantes, lejía u otros materiales no abrasivos en las zonas más sensibles, como son la puerta de acceso al portal, las botoneras de las cabinas de los ascensores, portero o videoporteros automáticos, o los pasamanos de las escaleras, utilizando guantes y mascarillas.

4.-Las obras en curso, tanto privadas como en zonas o elementos comunes, seguirán con su ejecución hasta la recepción de una instrucción concreta por parte de la autoridad administrativa correspondiente. Aunque, en cada caso, se habrá de valorar si se cumplen las medidas de seguridad establecidas.

5.- La labor del conserje,  se debe realizar a primera hora del día. Debiendo valorar la reducción de su jornada a las labores estrictamente necesarias.

6.- No celebrar ningún tipo de reunión de vecinos. El mantener la distancia mínima de 1 metro, recomendable 2 metros, también es obligatoria en nuestra comunidad. Debemos saber que el Real Decreto permite a las autoridades, y a la Policía, acceder a las zonas privadas y actuar como si fuesen un espacio público. En ese caso nos exponemos, además de a ser contagiados, a ser multados y hay que recordar que las sanciones por incumplimiento del estado de alarma oscilan entre 100 y 600.000 euros o prisión de tres meses hasta un año.

EN NUESTRO HOGAR:

1.- Lavarnos las manos de forma regular y exhaustiva  con agua y jabón.

2.- Extremar la limpieza utilizando lejía, sobre todo,en las zonas más sensibles como baño y cocina. En las superficies que no podamos utilizar lejía podemos utilizar alcohol, u otra solución desinfectante.

3.- Residuos domésticos. La recogida de basuras seguirá con los días y horarios establecidos, que habrán de ser respetados escrupulosamente, hasta recibir otras instrucciones por parte de las autoridades municipales competentes.

4.- Residuos domésticos procedentes de hogares con personas aisladas o en cuarentena por Covid-19.  Seguir las recomendaciones publicadas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico:

El material desechable utilizado por la persona enferma y sus cuidadores -guantes, pañuelos, mascarillas-, el equipo de protección individual del personal sanitario -excepto gafas y mascarilla- y cualquier otro residuo del paciente, se ha de eliminar en el cubo de la basura dispuesto en la habitación, preferiblemente con tapa y pedal de apertura. La bolsa de plástico donde se deposite debe tener cierre hermético y cerrarse antes de sacarse de la habitación.

La mascarilla  y las gafas se deben retirar fuera de la habitación  del paciente,  donde también habrá un recipiente a tal efecto, de características similares a las descritas anteriormente y con bolsa de plástico de cierre hermético. Después de cada depósito de residuos en estas bolsas bolsa 1-, éstas deberán cerrarse y descartarse conforme a lo indicado anteriormente

5.- Al salir de casa.  Ir con manga larga, llevar guantes o pañuelos desechables, utilizar mascarillas. Aunque sólo es obligatorio en determinadas situaciones, es recomendable llevarlas. Hemos de saber que la que nos protegen son del tipo FFP2, las mascarillas quirúrgicas o las caseras protegen a los demás si somos portadores pero no a la inversa.

En la calle, evitar utilizar el transporte público, realizar los pagos con tarjeta, toser en el codo y no en el aire o tapándose con la mano, mantener una distancia de un metro a metro y medio con otras personas, no tocarse la cara, ojos, boca y nariz a menos que nos hayamos lavado las manos.

6.- Al volver a casa. Quitarse los zapatos y dejarlos en un lugar separados del resto, la suela se puede desinfectar con lejía; si hemos salido con la mascota hay que desinfectarle las patas; quitarse la ropa que ha estado expuesta y lavarla o ponerla en cuarentena; dejar una bandeja en la entrada para poner bolsos, carteras, llaves,; ducharnos y lavarnos las manos exhaustivamente; desinfectar el teléfono móvil; y limpiar las superficies de la casa que puedan haber estado en contacto con algo que haya venido del exterior. Si hemos ido al supermercado limpiar los envoltorios y envases  con un paño con lejía.  Hemos de saber que el coronavirus sobrevive en el cartón 24 horas y en el plástico 3 días.

7.- Consejos para nuestros mayores de la Policía Nacional. RECUERDE:

NO ABRA la puerta ni deje entrar en su domicilio a: Personas que manifiesten pertenecer a empresas de suministros del hogar, si usted NO los ha solicitado; quienes digan ser técnicos, médicos, enfermeros o servicios sanitarios, que acuden a realizarle la prueba del coronavirus o a desinfectar el domicilio; distribuidores de mascarillas y guantes que afirmen representar a la Administración; aquellos que manifiesten ser repartidores de alimentos de una gran superficie.

DESCONFÍE de aquellas personas que le ofrecen remedios milagrosos contra el coronavirus.

NO PROPORCIONE datos personales ni datos bancarios a través del teléfono a desconocidos.

SI NOS NECESITA, LLAME AL 091.

8.- Personas especialmente vulnerables. Ahora más que nunca hay que hacer comunidad y proteger a nuestros vecinos más vulnerables.

Hay que proteger a nuestros mayores que viven solos y ayudarles en lo posible. Nuestros jóvenes han tenido la iniciativa desde el principio y nosotros hemos de seguir el ejemplo y ofrecernos para hacerles la compra o ir a la farmacia, o darles nuestro teléfono para que acudan a nosotros si nos necesitan, a veces el simple hecho de poder hablar con alguien próximo ya les reconforta.

No podemos olvidar a las víctimas de violencia de género que, muchas de ellas, viven ahora confinadas con su agresor.  Ahora la ayuda vecinal se hace más necesaria que nunca. Si escuchamos una situación de violencia hay que actuar y denunciar. Además del teléfono 016, la Junta de Andalucía ha habilitado el teléfono 900 200 999.

FINALMENTE, ahora que estamos 24 hs en nuestro hogar se hace más necesario que nunca conocer  ¿Cómo ahorrar energía en nuestro hogar?: 

Manteniendo apagadas las luces que no se estén utilizando; aprovechando la luz natural; manteniendo las bombillas y lámparas limpias; utilizando sólo una bombilla en un accesorio de varias tomas; apagando los aparatos cuando no estén en uso y no dejarlos en “stand by”; dejando el mínimo de tiempo posible abierta la puerta del frigorífico o la del horno; limpiando y aspirando las rejillas del refrigerador; no sobrecargando el refrigerador o congelador; no metiendo alimentos calientes en la nevera; asegurando que el refrigerador está nivelado, para que la puerta cierre sola por física, levantando un poco la parte frontal del refrigerador; descongelando en la nevera; priorizando el empleo de la olla a presión o el horno microondas; en el caso de que la cocina sea eléctrica, aprovechando su calor residual; no poniendo una olla pequeña en un fogón grande y utilizando las tapas de las ollas y sartenes para reducir los tiempos de cocción; cocinando raciones para varios días; usando el lavavajillas con cargas completas; lavando sólo cargas completas de ropa y empleando lavados de agua fría o a bajas temperaturas; limpiando el filtro de pelusa de la secadora cada vez que se utilice la máquina;  ducharse y no bañarse; cerrar los grifos mientras nos enjabonamos; aprovechando el agua fría hasta que sale la caliente en un cubo o recipiente; ajustando la temperatura del calentador de agua a 45º C.

En Mi Administradora, Administración de Fincas en Córdoba,  seguimos trabajando desde casa, prestando todos nuestros servicios , atendiendo a proveedores, resolviendo incidencias, y atendiendo a nuestros comuneros por email, teléfono o whatsapp.

Ahora, más que nunca queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que estos días de confinamiento sean más llevaderos.

“YO ME QUEDO EN CASA”

 

Fuentes: https://blog.deltoroantunez.com/, CGCAFE, CAFMADRID, POLICÍA NACIONAL

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo