La relación entre propietarios de locales comerciales y propietarios de viviendas del edifico no siempre es pacífica.

A veces los propietarios de locales entienden que no están obligados a contribuir a los gastos comunitarios y por otro lado los propietarios de las viviendas entienden que los locales no son parte de la comunidad y no son partícipes de las decisiones de la Junta de propietarios, a la que en muchas ocasiones ni siquiera no son convocados.

¿Deben contribuir los locales a los gastos de la comunidad?

Primero veamos qué dice la Ley de Propiedad Horizontal, artículo 9.1e) Son obligaciones de cada propietario:

“Contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización”.

Luego todos los departamentos del edificio, incluidos locales, han de contribuir al sostenimiento del inmueble.

¿De qué gastos están exonerados los locales?

Es cierto que lo locales no están obligados, en la mayoría de los casos, a contribuir en todos los gastos.

Para conocer de qué gastos quedan exonerados los locales se han de consultar los estatutos de la comunidad, o, en su defecto, al menos el título constitutivo.

Por lo general, suele ser habitual que los locales queden exonerados de gastos ordinarios como limpieza de escalera, suministros de agua y luz,  o mantenimiento de ascensores.

Si bien, aunque los locales queden exonerados de estos gastos de mantenimiento y conservación de ascensores, por ejemplo, ello no quiere decir que puedan estar obligados a contribuir en caso de sustitución del aparato.

En conclusión, los locales son un departamento más de la comunidad con sus derechos y obligaciones. Debiendo contribuir al pago de la correspondiente cuota para el debido sostenimiento del inmueble. Debiendo ser, al igual que el resto de propietarios, convocados a la Junta de propietarios. Sobre todo cuándo se decidan cuestiones que les afectan como la determinación de la cuota ordinaria o extraordinaria con la que deban de contribuir.

Es aconsejable, antes de adquirir un local comercial que se consulten los estatutos y/o el título constitutivo de la comunidad para conocer las exoneraciones, y también las limitaciones que le pudieran afectar.

En Mi Administradora, Administración de Fincas en Córdoba,  queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que puedan adoptar la solución más adecuada.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo