Mi terraza no es mía

En Mi Administradora, ahora que llega el buen tiempo, queremos llamar la atención sobre los elementos comunes de uso privativo como son las terrazas y patios y que, no en pocas ocasiones, son motivo de discordia en las Comunidades de Propietarios.

Comenzamos diciendo “Mi terraza no es mía” porque realmente es así. Sobre las terrazas y patios de uso privativo sometidos a régimen de propiedad horizontal existe un derecho de copropiedad, es decir, pertenecen a todos los propietarios del edificio. Aunque sobre estos elementos comunes puede existir un derecho de uso para un propietario concreto. Este derecho le ha de venir conferido en el título constitutivo o por acuerdo unánime de la Junta de Propietarios, y en él vendrán definidas las atribuciones concedidas para ese uso privativo, teniendo el propietario beneficiado la obligación de utilizarlo según su destino y sin causar perjuicio a la comunidad.

El propietario beneficiario del uso privativo de ese elemento común tiene la obligación de usarlo según su destino, además de sostener los gastos ordinarios de cuidado, limpieza y mantenimiento.

La Comunidad de Propietarios por su parte, conforme al artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal, debe responder de  “Los trabajos y las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes”. Es decir, cuando no deriven del uso ordinario de los mismos,  sino que correspondan a conservación de elementos estructurales.

Así “Mi terraza no es mía”  aunque sí su adecuado uso y disfrute. 

En Mi Administradora queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que puedan adoptar la solución más adecuada.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo