¿Puedo impugnar los acuerdos adoptados por mi comunidad?

En Mi Administradora queremos dar respuesta a esta pregunta que en ocasiones se plantean los propietarios, pues entendemos que deben saber en qué supuestos se puede proceder a impugnar los acuerdos adoptados en Junta de Propietarios, y qué requisitos se han de cumplir.

Lo primero que tenemos que saber es que la impugnación de un acuerdo adoptado en asamblea debe ser a través de demanda judicial que ha de interponerse por parte del propietario que esté legitimado para ello, con la intervención de abogado y procurador. Cualquier otra comunicación, aunque sea de forma fehaciente, o, incluso, mediante acto de conciliación judicial, o denuncia, no es válida para impugnar un acuerdo adoptado en Junta de propietarios, ni servirá para interrumpir prescripción sobre los plazos establecidos.

Lo segundo que no todos los acuerdos pueden se objeto de demanda de impugnación. Así artículo 18.1 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) determina qué acuerdos de la Junta de propietarios pueden ser impugnados:

a) Cuando sean contrarios a la ley o a los estatutos de la comunidad de propietarios.

b) Cuando resulten gravemente lesivos para los intereses de la propia comunidad en beneficio de uno o varios propietarios.

c) Cuando supongan un grave perjuicio para algún propietario que no tenga obligación jurídica de soportarlo o se hayan adoptado con abuso de derecho.

Lo tercero qué personas pueden ejercitar esta acción. Así el artículo 18.2 de la LPH indica, de forma tasada, cuales son los propietarios legitimados para la impugnación de esos acuerdos:

a) Aquellos que hubiesen “salvado su voto” en la Junta de propietarios

b) Los ausentes por cualquier causa

c) Los que indebidamente hubiesen sido privados de su derecho de voto

Además de reunir alguno de estos requisitos han de encontrarse al corriente de pago de la totalidad de las deudas vencidas con la comunidad, o proceder previamente a la consignación judicial de las mismas (salvo que la impugnación sea sobre acuerdos relativos al establecimiento o alteración de cuotas de participación a que se refiere el artículo 9 de la LPH).

Lo cuarto que es muy importante tener en cuenta los plazos de “caducidad” para impugnar:

1º) Plazo de caducidad de 3 meses: para los supuestos b) y c) del artículo 18.1 de la LPH.

2º) Plazo de caducidad de 1 año, para el supuesto a) del artículo 18.1 de la LPH. Es decir, aquellos que  sean contrarios a la ley o a los estatutos de la comunidad de propietarios.

Lo quinto que aunque los acuerdos de la Junta hayan sido impugnados, y se cumpla con todos los requisitos, ello no supondrá que se suspenda su ejecución (salvo que se adopte medida cautelar por parte del juzgador).

En resumen:

-La única vía posible para impugnar un acuerdo de la Junta de propietarios es mediante demanda judicial.

-Sólo los acuerdos establecidos de forma tasada en el artículo 18.1 de la LPH pueden ser impugnados.

-La acción sólo podrá ser ejercitada por los propietarios que cumplan con los requisitos que establece el artículo 18.2. de la LPH.

-Dependiendo del tipo de acuerdo a impugnar habremos de tener en cuenta el plazo de caducidad que corresponda: de 3 meses o de 1 año (siendo plazos de caducidad, y no de prescripción, no existe posibilidad de que puedan ser interrumpidos).

– La presentación de la demanda no suspenderá la ejecución del acuerdo, salvo por mandato judicial.

Esperamos haber contribuido a aclarar a los propietarios cual es el proceder en caso de querer impugnar los acuerdos adoptados por la Junta de propietarios.

En Mi Administradora queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que puedan adoptar la solución más adecuada.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo