La vivienda es, por lo general, el mayor bien patrimonial que poseemos. Por ello, nos ocupamos de protegerlo asegurando el riesgo de que ocurra un siniestro.

Pero no siempre por estar asegurado tenemos la plena garantía de que, en caso de que ocurra un siniestro, nuestra aseguradora se haga cargo de la totalidad de los daños sufridos.

Esto se debe a varios factores. Puede ser que el hecho acaecido no esté contemplado en las garantías de la póliza, que se deba a una falta de mantenimiento en el estado de conservación del inmueble por parte del propietario, que se trate de un hecho intencionado, o que la póliza esté en una situación de infraseguro.

Pero ¿qué es el infraseguro?

Hablamos de infraseguro cuando en una póliza donde se aseguran daños materiales, como puede ser el seguro de hogar, el bien objeto de seguro está asegurado por una cantidad inferior a su valor real.

¿Qué ocurre si nuestra póliza de hogar está en situación de infraseguro?

En principio, si nuestra póliza está en situación de infraseguro la prima que pagamos es inferior a la que correspondería si estuviera asegurada la vivienda por su valor real. Pero en caso de siniestro, nuestra aseguradora aplicaría la regla proporcional.

¿Qué es la regla proporcional?

Es una simple regla de tres que aplica la aseguradora en caso de siniestro parcial, en base a la cual nos indemnizará en proporción a la suma asegurada de nuestra póliza y no al valor real de los daños sufridos.

Veamos un ejemplo:

Contratamos una póliza de hogar con un valor de continente, es decir, de todos los materiales que forman parte de la construcción de la vivienda, de 50.000 €. Ocurre un siniestro de incendio cuyos daños en continente se valoran en 25.000 €.

En principio, podríamos pensar que como los daños sufridos no superan el valor asegurado que el siniestro estaría cubierto en su totalidad. Pero sucede que nuestra póliza está en una situación de infraseguro, dado que el valor del real del continente en el momento de ocurrir el siniestro es de 100.000 €.

Luego, al estar asegurada la vivienda por el 50% de su valor real, la indemnización a percibir en el siniestro será el 50% de los daños sufridos. En este caso, 12.500 € en lugar de los 25.000 € en que han sido valorados.

¿Cómo evitar el infraseguro?

Lo primero que tenemos que saber que el contrato de seguro se basa en la buena fe de las partes, siendo el asegurado el responsable de declarar el valor del bien, además de indicar el nivel de riesgo, por ejemplo, materiales en que está construido el inmueble, si fueran éstos combustibles, además de pactar la suma asegurada.

¿Cómo se valora el continente de una vivienda?

Para conocer el valor de reconstrucción de nuestra vivienda, debemos tener el dato de los metros cuadrados construidos. Si no lo conocemos podemos acudir  a la Sede Electrónica del Catastro: S.E.C.

Una vez conocemos los metros cuadrados construidos de nuestra vivienda debemos saber cual es el valor de reconstrucción del m2. Aquí intervienen muchos factores para una correcta valoración, como son la calidad de la edificación, acabados, materiales, o año de construcción del edificio. Aunque, una valoración aproximada, que suelen tomar de referencia las aseguradoras, para un inmueble de calidad media es sobre 1.000 €/m2 para viviendas y/o locales, y sobre 400 €/m2 para garajes y/o trasteros.

Con los datos obtenidos multiplicaremos la superficie construida en m2 por el valor, en cada caso, y así obtenemos el valor de continente.

¿Cómo se valora el contenido de una vivienda?

La valoración del contenido ha de ser efectuada por el asegurado, ya que es quién sabe el valor de los bienes que son movibles; es decir, no unidos a la estructura de un edificio.

Es aconsejable hacer un inventario de todos los objetos que forman parte del contenido de la vivienda: muebles, electrodomésticos, ropas, objetos de decoración, ordenadores, joyas y alhajas, etc.

Detenernos habitación por habitación para inventariar su contenido y valorarlo nos dará un capital de contenido muy aproximado a su valor real y con ello evitaremos una situación de infraseguro en caso de siniestro.

¿Qué es el sobreseguro?

Podríamos pensar que para evitar una situación de infraseguro en caso de siniestro bastará con aumentar los capitales asegurados por encima de su valor real. Esta situación, efectivamente, evitará que la aseguradora nos indemnice por un importe inferior al valor de los daños sufridos. Pero tampoco nos indemnizará por una cuantía superior. Por lo que estaríamos pagando un exceso de prima de seguro innecesario.

En conclusión, es aconsejable comprobar que en nuestra póliza de hogar están correctamente valorados los capitales de continente y contenido. Evitando con ello situaciones de no cobertura, o de cobertura parcial, en caso de siniestro. Ya que el peor momento para enterarnos de que nuestra póliza está en situación de infraseguro es cuando ha ocurrido el siniestro.

En Mi Administradora te podemos ayudar a valorar correctamente tu póliza de hogar, facilitando la búsqueda y comparación de precios y coberturas entre las distintas compañías aseguradoras.

En Mi Administradora, Administración de Fincas en Córdoba,  queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que puedan adoptar la solución más adecuada.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo