¿Quién es el responsable de un derrumbe?

Con esta pregunta comienza el artículo de Juanjo Bueno publicado en El Mundo, con motivo de los derrumbes del pasado verano en dos edificios residenciales de Madrid, y del que en Mi Administradora queremos hacernos eco: su vivienda

Según Norberto Beirak, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Arquitectos de Madrid, “la determinación de la responsabilidad, a la vista de los hechos y circunstancias, debe determinarse en cada caso por la autoridad judicial”. “Los hechos”, añade, “pueden ser muy diferentes, pero las responsabilidades también”.

Así pues, para dirimir responsabilidades en caso de derrumbe habría de determinarse la causa que ha originado el daño. Estas causas no siempre están claramente delimitadas, pues como se indica en el artículo habría de estudiarse caso a caso, siendo la autoridad judicial la que determine dicha responsabilidad.

Habría de ser determinado lo que se considera el elemento básico de la responsabilidad civil, el nexo causal. Es decir, la relación causa/efecto que debe existir entre un acto u omisión y el daño ocasionado por el mismo para que surja la responsabilidad, y con ello el deber de indemnizar.

Así, es importante que todos los propietarios conozcan en que supuestos pueden ser directamente responsables. No hablamos sólo de derrumbe del edificio, siendo ésta una situación extrema, y muy poco probable, sino que, sobre todo, nos referimos a cualquier daño que se pueda ocasionar cuya causa se derive de esta responsabilidad.

Conforme se determina el artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal, todos los copropietarios están obligados a llevar a cabo las obras necesarias para el adecuado mantenimiento y conservación del inmueble. Pudiendo, por ello, resultar responsables de los daños que se pudieran causar en el caso de que su origen sea esa falta de cuidado.

En Mi Administradora entendemos que, aunque existen supuestos en los que   los responsables pueden ser los agentes implicados en la construcción, o, incluso, la propia Administración, si ésta incumple el deber de cuidado y vigilancia que le fuera atribuido por el ordenamiento jurídico, es importante que los propietarios sean conscientes de su propia responsabilidad y adopten las medidas  necesarias de prevención.

En Mi Administradora queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que puedan adoptar la solución más adecuada.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo