Los desastres naturales, y, en particular, las inundaciones, se han convertido en los últimos años en un fenómeno cada vez más habitual. Cuando vemos estas noticias nos sobrecoge ver cómo hay personas que lo han perdido todo.

La vivienda suele ser la inversión más importante de nuestra vida, además de contener en ella todos nuestros enseres y objetos más preciados.

Nos preguntamos cuando ocurren estos desastres naturales; terremotos, maremotos o inundaciones extraordinarias ¿Quién paga los daños?

En España la cobertura de estos riesgos extraordinarios corresponde al Consorcio de Compensación de Seguros.

Para que el Consorcio de Compensación de Seguros indemnice los daños tenemos que saber que:

1º.- La vivienda ha de estar asegurada, con una póliza en vigor y al corriente de pago.

2º.- El hecho acaecido ha de ser un riesgo consorciable:

Fenómenos de la naturaleza: inundaciones extraordinarias, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, tempestad ciclónica atípica y caída de cuerpos siderales y aerolitos. El riesgo que más daños produce en España es el de inundación, y, a efectos de cobertura, se entiende por tal el anegamiento del terreno producido por lluvias o deshielo; por aguas procedentes de lagos con salida natural, de rías o ríos, o de cursos naturales de agua en superficie cuando se desborden de sus cauces normales. Asimismo se incluye el embate de mar en la costa, aunque no haya anegamiento. Sin embargo, no quedan comprendidos bajo este concepto de inundación la lluvia caída directamente sobre el riesgo asegurado, o la recogida por su cubierta o azotea, su red de desagüe o sus patios, como tampoco la inundación ocasionada por rotura de presas, canales, alcantarillas, colectores y otros cauces subterráneos artificiales, salvo que la rotura se haya producido como consecuencia directa de evento extraordinario cubierto por el Consorcio.

Los daños causados por terremotos, maremotos, erupciones volcánicas y caída de cuerpos siderales y aerolitos se cubren previa certificación expedida por el Instituto Geográfico Nacional y demás Organismos Públicos competentes en la materia. En el caso de la tempestad ciclónica atípica quedan incluidos, entre otros, los tornados y los vientos extraordinarios, caracterizados por la existencia de rachas superiores a los 120 Km/h., de acuerdo con el Reglamento del Seguro de Riesgos Extraordinarios. 

(Fuente: Consorcio de Compensación de Seguros)

3º.- Solicitar ser indemnizados por los daños sufridos. Si cumplimos los requisitos de aseguramiento de la vivienda, y si el hecho acaecido es un riesgo consorciable.

Para ello podemos dirigirnos directamente al Consorcio de Compensación  de Seguros, o bien a nuestra aseguradora, agente o corredor de seguros con el que tramitamos nuestra póliza. Debiendo solicitar la indemnización a la mayor brevedad posible para que se tramite nuestro expediente. Ver  CCS: Guía rápida de solicitud de indemnización

4º.- Independientemente de que los daños sean valorados por los peritos del Consorcio de Compensación  de Seguros, podría suceder que en la zona haya habido más damnificados y estas valoraciones podrían tardar. Por lo que si hemos de limpiar y deshacernos de enseres no está de más que por nuestra parte hagamos acopio de cuanta información sea posible para su correcta cuantificación: guardar los restos de los objetos dañados, siempre que sea posible, realizar fotografías de los daños y/o levantar acta notarial de los mismos. Ya que como en cualquier otro siniestro es importante demostrar la preexistencia para ser indemnizados correctamente.

En conclusión, para que el Consorcio de Compensación de Seguros nos indemnice por los daños sufridos en la vivienda como consecuencia de una inundación ésta ha de estar asegurada con un póliza en vigor, que el hecho acaecido sea un riesgo consorciable, conservar los objetos siniestrados, o bien demostrar su preexistencia para que podamos ser indemnizados.

En Mi Administradora te podemos ayudar a valorar correctamente tu póliza de hogar, facilitando la búsqueda y comparación de precios y coberturas entre las distintas compañías aseguradoras.

En Mi Administradora queremos seguir dando respuesta a las cuestiones que nos plantean los propietarios y contribuir a que puedan adoptar la solución más adecuada.

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo