Toallitas húmedas: “NO alimentes al Monstruo”

En Mi Administradora nos hacemos eco de la campaña “NO alimentes al monstruo”, que pretende alertar a la ciudadanía de las consecuencias de verter toallitas higiénicas por el inodoro y promover hábitos responsables: NO alimentes al Monstruo

En el vídeo de la campaña !NO alimentes al Monstruo! se explica de forma muy clara los graves problemas que se están produciendo en nuestra red de saneamiento por los residuos que depositamos inadecuadamente al inodoro.

El pasado  22 de marzo, con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua,  en el artículo de Joaquím El Cacho, publicado en La Vanguardia, bajo el título: Toallitas húmedas: el nuevo ‘monstruo’ de la gestión del agua conocíamos algunos datos reveladores: “La Agencia Catalana del Agua, por ejemplo, ha calculado como promedio para una ciudad de 200.000 habitantes que la mala gestión de las toallitas húmedas y tejidos similares genera “un sobrecoste anual en el sistema de saneamiento de unos 150.000 euros” o, también, que “El departamento de Protección Ambiental de la ciudad de Nueva York calcula que durante los últimos cinco años se han perdido más de 18 millones de dólares en mantenimiento y reparación de instalaciones por causa directa del mal uso de las toallitas húmedas”.

Esto nos indica la gravedad del problema. Problema del que su solución está en nuestras manos. Cómo?: Tomando conciencia de que no debemos tirar las toallitas húmedas la inodoro, ya que estos residuos no desaparecen. Hemos de saber que este tipo de toallitas húmedas son una mezcla de fibras sintéticas que no se descompone con facilidad. Debiendo, por ello,  ser consideradas residuos sólidos y no pueden ser lanzados al inodoro como si se tratara de papel higiénico.

Algunos Ayuntamientos, ante esta seria amenaza para el saneamiento de la ciudad, y los sistemas de bombeo,  además del menoscabo causado a las arcas municipales, han comenzado a tomar medidas recogiendo en sus Ordenanzas la prohibición de tirar al inodoro las toallitas húmedas y realizando inspecciones en la red de alcantarillado. De esta forma, en  aquellas Comunidades de Propietarios donde se detecte alguna anomalía de este tipo pueden ser sancionadas hasta con 3.000 €.

En Mi Administradora esperamos haber contribuido a la mayor difusión de esta campaña, y por favor “¡NO alimentes al Monstruo!”. 

Mi Administradora te hace la vida más fácil, https://miadministradora.es/ 

Susana Guerrero Nieto- Graduada en Derecho

Administradora de Fincas Colegiada- CAF Córdoba núm. 488

https://goo.gl/4amesn
logo